Ofrenda

Ofrenda
Ofrenda

miércoles, 6 de abril de 2011

DIÁLOGO CON FANTASMA


Aqh’na, 4 – I – 2009

Cuando me irrita tanto la ciudad, cuando me juro a mí mismo no volver para no ser testigo impotente y mudo de un rápido y continuo deterioro, cuando siento al mirarla que ha muerto el paraíso y la ciudad de ensueño se ha desvanecido con la brisa, como nube efímera, cuando la Atenas que veo me hace daño, regreso entonces a recoger fantasmas de entre las ruinas.
Repaso recintos a los que hacía años que no entraba, otros que están recién abiertos. Ágora Romana, Biblioteca de Adriano, el paseo, las cuevas de la Acrópolis, el nuevo museo. Es entonces cuando te saco del olvido y te veo sentado en los mismos lugares. La memoria es esta mañana también un ejercicio de arqueología. En vez de recordarte en el último viaje te recuerdo en el primero, sentado en el único arco del monasterio que hubo frente a la Torre de los Vientos, acariciando a un perro callejero y sonriéndole a una anciana que intenta venderte unos encajes. Cuántos proyectos, cuántos viajes aplazados para veranos que ya no llegarían. Lo que bajo aquel sol de octubre eran proyectos, son ahora fracasos de diciembre y enero. La melancolía es el lugar que nos queda a los que, de forma definitiva, hemos cambiado esperanzas por recuerdos; y el lugar que ahora ocupa la memoria es el que entonces estuvo lleno de un optimismo sin base.
Levántate, anda. Te invito a comer unos calamares a tu sitio favorito de Plaka.

video

No hay comentarios: