Ofrenda

Ofrenda
Ofrenda

miércoles, 6 de abril de 2011

LA CIUDAD MUERTA


To mikró kafeneío, 31 – XII – 2008

Una ciudad reservada, una ciudad a la que le cuesta hablar. Kos no dice nada. Una ciudad muda y fantasmal. Varios paseos por el centro y por la plaza y una afirmación: Kos es una ciudad fea.
Posiblemente venir de Symi y Rodas hace más fea a Kos de lo que realmente es, pero si exceptuamos el castro, la mezquita de la plaza y algunas ruinas desperdigadas y mal cuidadas en su mayoría, no hay nada en ella por lo que merezca la pena quedarse.
Después de comer en el hotel he comenzado a hacer cálculos de tiempo, como combinar los lugares y los días que me quedan. La primera decisión que tomo es la de regresar a Atenas en avión. Todos los pronósticos indican que el mar va a empeorar en estos días. Debo tener en cuenta que el día 1 todo cierra, los museos, las ruinas, y que quiero estar en Atenas al menos un día.
Todas las agencias de turismo cerradas, ni un solo lugar donde alquilar un coche. Esta mañana he visto todo abierto y me he confiado, ahora me encuentro con todas las puertas de la isla en mis narices.
Voy a la zona turística a ver si hay suerte. Una larga hilera de edificios frente a un mar helado y levantisco que se opone con violencia a las fachadas. No sólo no hay tiendas abiertas, perípteros, bares,  hoteles, todo cerrado. La imagen de toda una ciudad cerrada es desoladora; las puertas y las ventanas aseguradas con piedras y maderas, las palmeras del paseo desafiando a los vientos y perdiendo y ganando batallas. Hace frío y no sé qué hacer con el tiempo y los días.

video

No hay comentarios: