Ofrenda

Ofrenda
Ofrenda

miércoles, 6 de abril de 2011

RUINAS


Café Friends, Fun City, 1 – I – 2009

Otra vez el aire y el frío. Se ha hecho de noche. He dejado el coche en el hotel y me he venido al centro a tomar un café. Antes algunas llamadas. Amigos que no están en casa y los mejores deseos a mis hermanos y mis padres.
Pero antes de eso, cuando estaba entrando ya en Kos, me han sorprendido las ruinas de la ciudad. Al lado derecho de la carretera hay un odeón del siglo I d.C., casi un juguete bien conservado por un clima bondadoso que reposa entre buganvillas invernales.
A la izquierda el ágora romana. También bien conservada, de un buen tamaño, con restos de pintura y mosaicos. Al fondo del ágora hay una columnata, cuatro sectores se mantiene empecinados y elegantes en pie. También hay un ninfeo, unos baños y una calzada melancólica bajo el sol que sacaba todos sus brillos a la piedra gastada, redondeada y suave.
Ambas ruinas abiertas, sin puertas, como el cementerio de Kéfalos, como un parque.
Antes de volver al hotel llamaré otra vez a Mario, a Pilar, a Sylvia. Me gustaría llamar también a Maria, me acuerdo mucho de ella en estos días de mar, de barcos e islas, pero me da cierto pudor llamarla y resultar cargante. Aunque no te llame, levanto mi taza de elinikós sketos[1]. ¡Kalí jroniá[2], María!

video



[1] Café griego sin azúcar.
[2] Feliz año.

No hay comentarios: